Todos sabemos lo doloroso que es cuando tenemos conflictos con nuestra pareja y en nuestras relaciones familiares. Y lo perdidos que nos sentimos cuando estos se acumulan. Se tambalean las sensaciones de seguridad, aceptación, respeto y confianza que tanto nos gustan y tanto necesitamos las personas.

Muchas veces, comenzamos una relación de pareja con grandes expectativas: “es lo que necesito para ser feliz”, “sin una mujer a mi lado no soy nadie”. Soñábamos con príncipes y princesas, con esa persona con la que compartir las ilusiones, metas, deseos… y al encontrarnos con que la otra persona es real, que tiene sus propios objetivos en la vida, los cuales pueden no coincidir con los nuestros, nos frustramos. De repente nos desilusionamos y pensamos que no es la persona que necesitamos. A veces es cierto, la incompatibilidad es evidente y la resolución es la separación. En las otras ocasiones, en las que ambas partes quieren continuar la relación, solemos entrar en conflictos de necesidades. No tenemos claro que es lo que queremos, si es que pedimos mucho o si es competencia del otro cubrir esa necesidad.

Y ¿qué ocurre en las familias? Cada uno de los miembros de una familia tiene sus propias metas, sus intereses, sus defectos y anhelos, pudiendo entrar en conflicto. En ocasiones, las viejas dinámicas familiares no permitan solventar estas diferencias y se hace necesaria la intervención de un mediador que vele por los intereses de todos.

En Terapia viva te ofrecemos:

  • Un espacio de confianza donde las dificultades dentro de la pareja y la familia pueden ser identificadas, analizadas y resueltas.
  • Técnicas de mediación y de resolución de conflictos.
  • Un proceso de crecimiento, que pasa por una aceptación mayor de uno mismo y del otro, y que lleva a ver lo que si puede darnos esa relación.
  • Un espacio individual a cada miembro del sistema para que resuelva sus conflictos a niveles más profundos.

Todas las personas podemos lograr relacionarnos con nuestra pareja y familia de manera sana, asertiva y enriquecedora.

Si quieres, te animo a que nos consultes y pidas más información sobre el proceso; porque te lo mereces, te mereces tener una relación familiar y de pareja satisfactoria.

Pide cita en el 644 976 627