Psicoterapia infantil

Autoestima     Depresión

Ansiedad     Estrés

Duelo     Bulling     TOC

Mobbing     Adicciones

Psiconutrición     Pareja

Conflictos familiares

 

La intervención con niños y adolescentes, aunque comparte los mismos principios de la psicoterapia individual y se encuentra dentro de la psicología clínica, requiere de profesionales expertos que adaptan las herramientas y las estrategias a la edad del niño y a su nivel de maduración y comprensión.

La psicoterapia infantil trata de dar ayuda psicológica, emocional y conductual a niños y padres que se encuentren viviendo dificultades.

El proceso terapéutico se lleva a cabo desde un enfoque sistémico, que incluye además del niño, a los padres o tutores, personas importantes del entorno y maestros.

¿Qué ocurre a partir de tu llamada? Nos ponemos en acción para ti y tu familia

 1.

Te ofrecemos una sesión totalmente gratuita para que conozcáis el lugar y a la que será la terapeuta de vuestro hijo, para que sintáis confianza y seguridad en vuestra decisión.

2.

En la sesión gratuita, vais a poder resolver muchas dudas e inquietudes. Probablemente, sintáis alivio al saber que hay alguien ahí que os va a ayudar.

3.

Desde la 1ª sesión, la terapeuta os dará pautas para poneros en marcha.

El proceso de desarrollo humano requiere que los niños vayan adquiriendo una maduración en los aspectos cognitivos, sociales, emocionales, del autocontrol, del lenguaje, de los miedos, de la sexualidad, de la impulsividad y de la aceptación de normas. Entendemos que los niños y los jóvenes pasan por diferentes etapas ¡y muy rápido! Y es normal que los padres, no tengan todas las respuestas para todos los problemas que pueden surgir en cada fase.

En ocasiones, los niños, al igual que los adultos, van a hacer frente a eventos estresantes y dolorosos: la separación de los padres, un cambio de colegio, el nacimiento de un hermano, enfermedades, situaciones desfavorables económicas, dificultades de aprendizaje, elecciones académicas, cambios corporales o incluso, algo tan duro como la muerte de un ser querido.

Si el malestar se mantiene en el tiempo, puede generar que los problemas se arraiguen en el niño y mostrar conductas como enuresis, encopresis, trastornos del aprendizaje, mutismo selectivo, dificultades en la gestión emocional, terrores nocturnos, pesadillas, ansiedad por separación, entre otros. Ante todo esto, puede que los padres no tengan las pautas para  abordar el problema y acompañar al pequeño.

Si pensáis que necesitáis ayuda porque os sentís desbordados y frustrados, queremos deciros: ¡Que no tenéis que  hacerlo solos!

En Terapia Viva, contamos con psicólogos que os van a guiar en el proceso, para ayudaros a que vuestro hijo se sienta mejor, tenga más autonomía y recursos que les sirvan para su desarrollo vital, aprenda una mejor gestión de sus emociones y estrés, y tenga herramientas para recomponerse ante las pérdidas, generando a través de este proceso, un mayor equilibrio y bienestar en la familia.

Disponemos de las instalaciones y los materiales didácticos necesarios para el trabajo con niños y adolescentes. Entre nuestros recursos, disponemos de técnicas de evaluación psicológica para medir rasgos de personalidad, procesos cognitivos, síntomas psicopatológicos, interacciones en grupo, intereses y valores.  A lo largo de la intervención, los padres, podréis sentiros equipo, practicar habilidades y estrategias de comunicación, conocer las necesidades de vuestro niño y aprender a relacionaros con él de otra manera.

A través del juego y técnicas proyectivas en las que usamos muñecos, los dibujos y plastilinas, los más pequeños, podrán expresar lo que les está sucediendo y cómo se sienten al respecto, podrán aprender estrategias de relajación, de inteligencia emocional, a integrar normas y límites, a practicar habilidades de atención, concentración, memoria, que le ayudarán a resolver sus conflictos y a sentirse mejor.

La 1ª sesión es gratuita. Las siguientes sesiones tienen una duración de 50 minutos y valen 60 euros.

Se valora la posibilidad de asistencia a domicilio para niños o familias que lo necesiten, en cuyo caso, el precio desde la 1ª sesión es de 80 euros.