“La adolescencia se caracteriza por ser un momento vital en el que se suceden multitud de cambios que afectan a todos los aspectos fundamentales de una persona.” 

Estos cambios son tanto físicos como psicológicos y además, en cada persona se suceden de una manera particular, ya que también dependen de factores genéticos y ambientales. Casi todos los cambios, sobre los que podemos darnos cuenta de manera más visible, se dan en el aspecto físico de las personas pero, estudios recientes han revelado que el cerebro experimenta grandes cambios igualmente, que influyen en la conducta. Así, algunos autores, han resaltado que también hay influencia desarrollo de funciones intelectuales ejecutivas, tales como la atención selectiva, la toma de decisiones o la inhibición de respuestas. Otros autores, han relacionado la falta de madurez en la corteza prefrontal con la falta de control inhibitorio, lo que podría dar una explicación a la impulsividad, el incremento de la búsqueda de estímulos o las conductas de riesgo propias de esta etapa.

La crisis de identidad adolescente no es sinónimo de patología. No obstante, comporta un periodo de desequilibrio momentáneo en que tiene cabida la inseguridad, el miedo y la ansiedad.

Como en todo trabajo con niños y adolescentes, nos parece muy importante que la familia y los entornos educativos en los que se integra el adolescente, estén involucrados en el proceso. El trabajo con el entorno y con el sistema propicia que la labor del terapeuta y los esfuerzos del adolescente estén en equilibrio con el contexto social-educacional y familar del paciente. Las principales conductas de riesgo en los jóvenes suelen ser las siguientes: Consumo de Tabaco, Alcohol y Drogas Ilegales. Inseguridad y Violencia. Accidentes de Tráfico. Comportamientos sexuales.

Desde Terapia Viva, trabajamos con adolescentes y jóvenes en su autoestima y autoconcepto, en la necesidad de poner límites y en la contención. Mediante diferentes técnicas de psicoterapia y counselling abordamos cualquier duda, confusión o problemática propia de esta etapa desde los cuatro pilares de la autoestima, (CARA); Confianza, Aceptación, Respeto y Amor. Teniendo siempre en cuenta el trabajo corporal y emocional, las necesidades insatisfechas y las relaciones con ellos mismos, su familia, entorno social, escolar y sus grupos de pares. Todo ello, con el objetivo de fomentar su autonomía para sentirse cada vez más realizados y disfruten de una manera sana de esta etapa de su vida.

Algunos datos que te interesan: 

Consumo de Tabaco, Alcohol y Drogas Ilegales

Desde los primeros estudios realizados en la década de los 80 sobre consumo de alcohol y drogas en la juventud Española (Alvira y Enríquez de Salamanca, 1985), (Comas, 1985) y Navarro (1985), ha habido una evolución: Descendiendo el consumo de heroína, se mantiene el cannabis, aumenta el consumo abusivo de alcohol y aparecen las drogas de diseño. Uso masivo del alcohol los fines de semana, se expande el consumo de cocaína entre amplios sectores de la población, se populariza el éxtasis, las anfetaminas y las sustancias con efectos psicodélicos o de distorsión perceptiva. (Gamella y Álvarez, 1997).

Según el Plan Nacional sobre Drogas,(Navarro 2002), el consumo abusivo de alcohol es superior en jóvenes de 25-29 años, aumenta con la edad, siendo casi en el doble el fin de semana. Existe un mayor consumo entre chicos que en chicas, sin embargo tienden a igualarse sobre todo en el consumo de alcohol y tabaco, siendo llamativo que entre los escolares hay más fumadoras que fumadores. (Navarro 2000).

El consumo de estas sustancias entre escolares de edades comprendidas entre 10 a 14 años aumenta gradualmente (Navarro 2002), en especial el tabaco, la cocaína y el éxtasis. Y sobre todo los fines de semana. Así mismo se indica que, con referencia al tabaco, Martín Serrano y Velarde en el Informe juventud España 2000, señalna que el consumo va aumentando con la edad, siendo el 40% los fumadores en la edad adulta 35-39 años. Llama la atención que, al menos, el 46% de los jóvenes (14-24 años) (INJUVE 2002) ha probado alguna vez estas sustancias.

Según estos estudios, el uso de estas sustancias no constituye, entre los jóvenes, una conducta que se tenga que ocultar si no que, está socialmente aceptada y tiene valores positivos como de pertenencia a una colectividad.

No obstante, queremos señalar los esfuerzos por las administraciones, en nuestro país, por disminuir el consumo del tabaco, Ley del Tabaco 2011, con la que a finales de 2011 se redujo el tabaquismo entre un 4% y un 10% y que esta disminución ha evitado al rededor de 5.000 muertes. (El mundo, 7 marzo 2011).

Inseguridad y Violencia

Llama la atención el Maltrato entre iguales en Educación Secundaria Obligatoria. El Defensor del pueblo,en 2000, indica que los problemas que se producen con mayor frecuencia son las agresiones verbales y la exclusión de grupo, seguido por la agresión física indirecta y las conductas de amenaza para intimidar. En menor medida son las agresiones directas o los malos tratos graves, como el acoso sexual o amenaza con armas. Es un fenómeno fundamentalmente masculino y ocurre a edades cada vez más tempranas pero disminuye progresivamente hasta el último curso de educación secundaria obligatoria. Existe una clara relación entre en género masculino y la agresividad o violencia.

Según los encuestados por INJUVE 2002, la violencia, entre los jóvenes, es un problema real y mencionan sobre todo que existen importantes problemas de inseguridad en los lugares de ocio. Las mujeres perciben más intensamente la violencia que los hombres. El contexto de riesgo más evidente parece ser la pandilla o el grupo, cuyo amparo puede promover las conductas más agresivas de nuestros jóvenes, como violencia callejera, compra de drogas, hurto. La educación y la conciencia social tanto de hombres como de mujeres son necesarias desde la mas temprana edad para que en periodos posteriores no se tengan que lamentar estas conductas.

Accidentes de Tráfico

Los accidentes entre los 25 y 34 años son la principal causa de mortalidad (Fierro 2009). Son casi el doble el porcentaje de hombres que conducen. Datos de Informe juventud 2000 arroja que parece haber mayor número de muertos y heridos en la franja de 18-24 años que en la población adulta. La mayoría de los accidentes mortales se producen en carretera, pero entre la gente joven hay más accidentes con heridos en entornos urbanos (Martín Serrano y Velarde, dato recogido de la DGT). Se recoge en el estudio que los chicos suelen tener más accidentes que las chicas.

También hay que señalar que las conductas de riesgo relacionadas con el alcohol y el consumo de sustancias drogodependientes están muchas veces en la causa de accidentalidad juvenil. Así como hemos dicho, las conductas impulsivas o la falta de percepción de riesgo. Horvath, P. y Zuckerman, M. (1996).

Comportamientos sexuales

La evolución de los datos indica que parece haber aumentado el porcentaje de los jóvenes sexualmente activos, en el Informe sobre la Juventud en España 2000 se sitúa la edad media de la primera experiencia alrededor de los 18 años. El porcentaje aumenta en un 70% a los 19-20 años.

Un importante porcentaje tiene relaciones de pareja estables, aunque un 13% reconoce tener relaciones con distintas personas conocidas. El tipo de relaciones son en su mayoría heterosexuales y una minoría homosexuales o bisexuales.

El método más utilizado (INJUVE 2002) es el preservativo 38%, aunque un 11.6% dice no utilizarlo nunca. Esto resulta una tendencia a la baja respecto de informes anteriores INJUVE 2000, el 80% de los encuestados decía usar el preservativo. El resto de métodos anticonceptivos tiene una presencia marginal en el estudio. Es muy utilizado el coito interrumpido, siéndolo cada vez más entre chicos y chicas mayores, lo que nos muestra que a mayor edad, el uso de este anticuado y poco eficaz medio de anticoncepción, es más popular teniendo en cuenta que, además, no protege contra enfermedades de transmisión sexual.

Consecuencias de las conductas de riesgo en la juventud: Estas conductas son la principal causa de muerte en desde la pre adolescencia y cada vez a mayores edades. La juventud es el grupo de edad con menor índice de mortandad pero hay que tener en cuenta que las conductas de riesgo iniciadas en este periodo son las que van a originar enfermedades y problemas en los años posteriores (Lefrancois, 2001)

Si necesitas ayuda llámanos 644 976 627