Recibir la noticia de que nosotros o alguna persona cercana padece cáncer u otra enfermedad, es muy doloroso. En un primer momento, se produce un parón, un corte abrupto en nuestra realidad cotidiana y necesitamos un tiempo para asimilar lo que está pasando. Posteriormente, un montón de preguntas, miedos, inquietudes nos asaltan. En ocasiones, este malestar continuado, se convierte en sufrimiento y nos desborda.

Cuando se padece una enfermedad oncológica, crónica o degenerativa, enfrentarse a pruebas médicas, tratamientos, resultados y revisiones,  genera mucha ansiedad y miedo, incluso varios días antes de la cita médica.

Una vez superado el cáncer o estabilizado la enfermedad, pueden darse cambios corporales que requieren cuidados y atenciones especiales; puede que ya no estén algunas personas en nuestras vidas o no podamos continuar con nuestro antiguo trabajo. Nuestras prioridades, creencias y esquemas vitales cambian por completo.

Necesitamos decirle adiós a nuestro antiguo Yo, para darle la bienvenida a una nueva etapa vital.

La familia y los cuidadores también sufren. Se unen con el enfermo para afrontar juntos las distintas situaciones. Son personas que no solo acompañan al enfermo, sino que también se hacen cargo de sus sentimientos, su cansancio, sus preocupaciones, su trabajo…En muchas ocasiones, no tienen con quien compartir o sienten que no deben hacerlo.

Por todo esto, en  Terapia Viva:

  • Te brindamos nuestro acompañamiento lleno de respeto y amor, porque queremos que vivas la enfermedad como tú quieras, como tú la sientas.
  • Te ayudamos a resolver las dudas que te vayan surgiendo.
  • Te damos herramientas para comunicarte con tu familia.
  • Queremos que puedas expresar tus emociones libremente, a través de un vínculo seguro.
  • Te damos herramientas para manejar las situaciones que te generen ansiedad.
  • Trabajamos a nivel emocional profundo para escuchar que te quiere transmitir tú cuerpo.
  • Generamos un espacio para el cuidador: un momento de apoyo y aprendizaje de estrategias de autocuidado.

Pide cita en el 644 976 627