Las personas vivimos pérdidas durante todas nuestras etapas vitales. Cuando somos niños y nos cambian de colegio; o cuando somos adolescentes y se termina nuestra primera relación de pareja; de adultos cuando nos vamos de un trabajo… y de ancianos ¿qué perdidas experimentamos?

  • Las pérdidas por fallecimiento de amigos y familiares. El apoyo relacional disminuye.
  • Disminuye la capacidad física, de memoria, la agilidad mental. La sensación autonomía, de poder, de seguridad en uno mismo desciende.
  • Pérdida del trabajo. La jubilación en muchas personas no es bienvenida ya que su sentido personal esta muy ligado a su “ser profesional”.

Las personas mayores requieren hacer varios procesos de duelo. Con ellas es especialmente importante acompañarles en sus emociones teniendo muy en cuenta el miedo. Durante esta época de la vida, se pasa mucho miedo debido en gran medida, a las pérdidas que han sufrido. Después de elaborar las fases del duelo, les acompañamos a reencontrar el sentido de su vida.

Siempre agradecen la compañía de un psicoterapeuta ya que les ayuda a:

  • recapitular,
  • a conectarse consigo mismos,
  • a aumentar en su autonomía y
  • confianza personal.

Se dan cuenta de que pueden pasar página y vivir como siempre han querido.

Pide cita en el 644 976 627