El problema del divorcio o la separación es un problema de la pareja en sí. Los trastornos de conducta, el bajo rendimiento escolar, la ansiedad en niños y adolescentes de padres que están viviendo la separación de éstos, son algunos de los síntomas que pueden aparecer durante este proceso.

Hablamos del divorcio como un proceso de cambio social, afectivo,emocional y psicológico tanto para los padres como para los hijos. Y entendemos que se debe tratar el comportamiento de los niños o de cualquier miembro de la familia como integrante de un contexto familiar.

Nosotros tenemos en cuenta que el divorcio legal suele ser una consecuencia del divorcio real previo que se ha dado en la pareja y que, a menudo, legalizarlo se vive como el alivio del que sabe que ya algo ha concluido y que abre una etapa de adaptación a la nueva situación. En los niños y adolescentes las situaciones de conflicto entre ambos progenitores, las desavenencias continuadas, la inestabilidad de la pareja influyen más que el hecho del divorcio.

El divorcio para niños y adolescentes presenta problemas reales de vivencias de discordia, sentimientos de culpa si se posicionan por el padre o la madre, sentimientos de abandono y hostilidad. Además se ha de lidiar con los cambios propios del proceso; como económicos, de domicilio, posible nueva pareja, hermanastros…entre otros. No obstante, la solución del divorcio, como hemos dicho, es la mejor cuando la situación familiar es intolerable.

En Terapia Viva, afrontamos el divorcio en los niños de la siguiente manera:

  • Vamos acompañando al niño al ritmo de los acontecimientos y las vivencias familiares que ya se han dado y que se están dando.
  • Mediante el juego y diversas herramientas de expresión simbólica, acogemos y trabajamos las emociones que el niño va experimentando en el proceso: desconcierto, confusión, sentimientos de lealtad-deslealtad, negación, culpa, tristeza, enfado…entre otras.
  • También fomentamos su resiliencia con la elaboración cognitiva de la situación para que se flexibilicen y puedan crecer en su autoestima y autonomía.
  • Como en cualquier terapia con niños, nuestra manera de trabajar es integrando lo máximo posible al sistema familiar del que viene el niño, para generar pautas y modelos afectivos sanos, que se puedan incorporar de tal forma que el divorcio sea un proceso lo menos traumático posible.

Si necesitas ayuda llámanos 644976627