En esta etapa de nuestra vida, experimentamos muchos cambios. Dependiendo de la salud física y psicológica con la que lleguemos, nuestra autoestima y resiliencia, seremos más o menos propensos a enfermarnos y a deprimirnos.

Cuando llegamos a una edad avanzada, podemos experimentar una pérdida de control en nuestras vidas, debido a diversos problemas y cambios físicos. Una de las consecuencias más graves puede ser la depresión crónica y recurrente. Los cambios corporales propios de esta edad, pueden aumentar el riesgo de depresión o que una persona experimente tristeza.

En Terapia Viva:

  • Acogemos a la persona para que cobre conciencia de sus propias limitaciones y para que pueda hacer cambios saludables en su día a día, de tal forma que vaya experimentado un mayor bienestar.
  • Respetamos las preferencias individuales, lo que a cada persona le va bien y con lo que se siente cómoda.
  • Promovemos la resiliencia y las habilidades sociales.
  • Ayudamos al entorno, familiares y amigos a desarrollar tácticas positivas para poder acompañar a los familiares más mayores en esta etapa crucial.

Pide cita en el 644 976 627