Cuando una persona se siente en medio de una espiral de emociones que no responde a un estímulo fácilmente reconocible, cuando ve alterado su estado de ánimo de tal forma que lo vive como si hubiera perdido el control, cuando no sabe lo que le pasa pero siente que algo no funciona en sus emociones y sentimientos…puede estar viviendo un episodio de alteración del estado de ánimo.

Por sí mismo, no tiene por qué derivar en un trastorno como depresión, bipolaridad, ciclotimia o psicosis. Sin embargo, puede ser síntoma de que  algo en nuestra vida no funciona y nos pide un cambio.

Las emociones básicas son:

TRISTEZA – ALEGRÍA

RABIA – PODER

MIEDO LÓGICO – AMOR

Además, en nuestro día a día vivimos la experiencia de sentir diversas emociones mixtas que solemos identificar más con el estado anímico. Por ejemplo, en la depresión hay Tristeza y Rabia. En la melancolía, Miedo y Tristeza. En la vergüenza, Rabia y Miedo. En la frustración, rabia y tristeza. En la euforia puede haber tanto rabia y alegría como poder y alegría. En la apatía, Rabia y Miedo.

A veces, no nos permitimos conectar con las emociones que estamos viviendo o nos resulta difícil identificar qué sentimos o que nos pasa…Ante esta dificultad algunas personas experimentan una oscilación emocional que le suele dejar exhaustas y sin energía.

En Terapia Viva:

  • Realizamos una evaluación de la sintomatología anímica: qué síntomas presentas, desde cuándo, cuál su intensidad y si hay algún hecho que se asocie a la alteración del estado anímico.
  • Te ofrecemos un tratamiento multidisciplinar: trabajamos junto con tu médico de cabecera y si es necesario, con un psiquiatra que ayude a estabilizar el estado anímico con medicación durante el proceso terapéutico.
  • Elaboramos contigo un plan de acción y te damos herramientas para ponerlo en marcha. Tratamos:
    • los pensamientos recurrentes e intrusivos.
    • las emociones.
    • los bloqueos.
    • la seguridad en ti mismo.
    • la confianza en ti mismo.

Pide cita en el 644 976 627